Tags:

Nández ya se entrena en Boca

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone
Firmó por 3 años.
Nández ya se entrena en Boca

El último refuerzo Xeneize, Nahitan Nández ya se entrena en Boca con sus compañeros luego de haber puesto la firma. Contó sus sensaciones sobre su llegada.

Nahitan Nández, el volante central uruguayo, ya es de Boca. A pesar de tener la chance de jugar en el fútbol europeo, el mediocampista charrúa prefirió cruzar el Río de la Plata para desembarcar en La Boca.

“Tuve algunas ofertas de Alemania, pero me importó más llegar a Boca, porque me gustaba más el desafío desde lo deportivo”.

Además expresó su felicidad de arribar al Xeneize: “Estoy feliz de estar acá”.

Nández contó que tuvo contactos con Nicolás Lodeiro, ex Boca y compatriota suyo: “Me aconsejó venir. Si llega a volver, me gustaría jugar con él acá”.

Sobre los puestos que le tocó ocupar en Peñarol, en donde llegó a ser capitán del equipo, manifestó: “Arranqué en el equipo como doble 5, después me movieron durante el último torneo para jugar como mediocampista por derecha donde llegué al gol y terminé siendo el goleador del equipo. Me costó salir de Peñarol, porque era el capitán y por el rol que tenía en el grupo, pero ahora ya estoy acá”.

Me siento preparado y a la altura de Boca. Es un equipo que se armó para ganar todo. Yo vengo a aportar mi granito de arena y tratar de ganarme un lugar. Ser jugador de este club es una linda responsabilidad”, contó ayer el propio Nández, en la puerta del laboratorio donde se realizó los estudios médicos. De ahí fue a Casa Amarilla, se calzó la ropa azul y oro por primera vez y completó los exámenes y hoy ya se entrena a las órdenes de Guillermo.


Fue el capitán de la Sub 20 de Uruguay en el Mundial de Nueva Zelanda en el 2015, ese mismo año formó parte de la selección mayor de Tabárez (ahora fue citado para la fecha FIFA que incluye el enfrentamiento con la Argentina) y también se convirtió en el capitán más joven de la historia de Peñarol.

Nández es un volante de baja estatura, muy dinámico y más de marca que de creación. Como volante por derecha pudo mostrar su mejor faceta. También hizo muchos goles importantes.

Ahora le toca afrontar el desafío de adaptarse rápido al Mundo Boca y a la presión que conlleva vestir esa camiseta. Hay que ver también cómo responde al fútbol argentino, que es mucho más dinámico y más competitivo que el uruguayo. Ya se vio en Peñarol que, con 21 años, la capitanía no le pesó. El chico se convirtió en un pilar para el equipo, que empezó a depender de él y de su rendimiento.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone