Tags:

Un vacío en La 12

Un vacío en La 12

Lució extraña la popular. Hubo un vacío en La 12 a raíz de la prohibición de ingreso de doce barras; el resto, armó un hueco como medida de protesta.

Un vacío en La 12

La Bombonera lució casi llena en el encuentro entre Boca y Arsenal. En casi todos los sectores no cabía ni un alfiler y hasta las escaleras estaban ocupadas, sin embargo, en la popular se vio un hueco importante.

Las segundas líneas de la barra boquense dejaron vacíos unos 30 escalones, donde colocaron una bandera que reza «La 12 es de Boca» y además no usaron los tradicionales bombos, que apoyaron en el piso, y tampoco sacaron el resto de los «trapos», que quedaron dentro de las bolsas en las que las transportan.

Esta medida, adoptada como protesta por miembros de La 12 que pudieron ingresar al estadio, se debe a que otros 12 barrabravas de Boca Juniors, entre ellos sus jefes Rafael Di Zeo y Mauro Martín, fueron sancionados y no podrán entrar a ningún estadio por el término de dos años, según dispuso Guillermo Madero, director de Seguridad de Espectáculos Futbolísticos.

La medida de «restricción de concurrencia administrativa» está vinculada con la causa que se les abrió en 2016 por haber encubierto a Maximiliano «Mey» Oetinger, imputado por un secuestro.

La aplicación del derecho de admisión alcanza a doce barras de Boca, entre ellos los jefes de «La 12», Rafael Di Zeo y Mauro Martín.

Es la primera vez que se aplica esta medida desde la creación del dictamen que emitió el Gobierno para combatir la violencia en el fútbol, difundido días atrás, y que prohíbe el ingreso de los doce involucrados a todos los estadios de la República Argentina por el término de dos años.

Hace referencia a la causa caratulada «Calviño Guillermo y otros s/asociación ilícita», abierta en 2016 por haber encubierto a Maximiliano «Mey» Oetinger, integrante de la primera línea de «La 12», la barra brava del club de la Ribera, imputado por secuestro.

Los otros diez barras que no podrán ingresar a los estadios son César Arrieta, Cristian Roblero, Carlos Santa Cruz, Alberto Trípodi, Carlos Maciel, Antonio Viñales, Ariel Pinazzi, Miguel De Santis, Gustavo Iglesias y Eduardo Aballay, todos castigados con la misma pena (la máxima pena posible), de 24 meses de prohibición de concurrencia a espectáculos deportivos.