Tags:

Un triunfo sin brillo

triunfo sin brillo

Ayer por la tarde Boca obtuvo un triunfo sin brillo ante Sarmiento. Con la vuelta de Tevez venció por 2 a 0 con los goles de Ricardo Centurión y Walter Bou. 

Un triunfo sin brillo.

El conjunto que dirige Guillermo Barros Schelotto volvió a la victoria luego del empate con Tigre en la fecha anterior. Con una Bombonera colmada en el día de la madre, los tres puntos quedaron en La Boca pero por momentos el nivel dejó que desear.

El primer tiempo del Xeneize fue bueno, por el lado derecho con la subida de Gino Peruzzi era lo más peligroso. Además, la vuelta de Carlitos Tevez le daba más verticalidad al equipo.

Y fue por el lateral derecho que llegó el primer gol. Desborde del ex Vélez, centro atrás y Ricardo Centurión, con tiempo para pararla y acomodarse de zurda, la mandó a guardar.

Boca siguió buscando aumentar la diferencia con el resultado a su favor. El Apache dio una clase de pases entre líneas durante la primera parte y en una de esas asistencias encontró a Ricky que tocó al medio muy fuerte, y no pudo encontrar a Bou.

Cabe recordar que el ex Gimnasia La Plata ingresó en el primer tiempo por Darío Benedetto que luego de un choque terminó dolorido en una de sus rodillas.

En el complemento, Boca comenzó a dar ventajas en defensa mientras no concretaba las chances de riesgo con las que contaba. A Guillermo se lo vio muy enojado con sus jugadores en gran parte del segundo tiempo por las ventajas que dio.

Depetris casi empata el partido cuando subió por el sector izquierdo de la defensa Xeneize y al sacarse a la marca de encima definió cruzado. Por suerte para el hincha bostero, la pelota se fue besando el palo.

Poco peligro pudo generar el local durante la segunda parte. Cristian Pavón fue displicente, Carlitos cansado y el engranaje para manejar el juego por momentos fue errático.

Sin embargo, en la última del partido pudo liquidarlo. Tevez comenzó una contra y tras un pase fallido, la pelota le quedó a Rodrigo Bentancur que de primera mandó el centro y Bou fusiló a Chiarini para firmar el 2 a 0.

Así Boca encontró un triunfo sin brillo pero que sirve para aumentar la confianza del equipo para poder construir con tranquilidad el juego que busca el entrenador.