Tags:

Boca no lo pudo aguantar

Independiente se hizo fuerte en la altura de Quito, lo dio vuelta y venció a Boca 2 a 1. El gol de visitante le da esperanza al equipo de Guillermo para la vuelta en la Bombonera. Cabezas y Angulo le dieron la victoria a los ecuatorianos.

Boca tuvo que ir a la altura y no la pasó bien. Por momentos pudo sobrellevarlo, pero cuando lo sintió, lo pagó caro ante un independiente que nuca se cansó, jugó bien, y aprovechó cuando el visitante le cedió la pelota.

La iniciativa la tuvo el local. Jugando con buena circulación de pelota y principalmente usando las bandas para atacar. Boca desaprovechó los momentos que tuvo la pelota y desperdició muchos contraataques. El local cuando se hizo de la pelota la manejo bien, con agilidad, insistencia, aunque con muchas dificultades defensivas.

El conjunto de Guillermo se ganó el medio y lo supo aprovechar el en primer tiempo. A los 12´ llegó la apertura del marcador. En una buena combinación, Fernando Zuqui, como enganche, habilitó a Pérez, que se escabulló por el centro del área y con un remate cruzado venció a Azcona. Jugada de mediocampistas plasmada a la perfeccción.

El desgaste se notó en Boca y los ecuatorianos usaron bien el ancho de la cancha para llegar por las bandas. La pasó mal Leonardo Jara con las proyecciones de Cabezas, el mejor de Independiente. El conjunto de Repetto tuvo tres situaciones seguidas para poder empatar.

Para  el final del primer tiempo llego una dudosa jugada: Gol no convalidado. Azcona quiso bajar un centro llovido de Pablo Pérez y se metió con pelota y todo adentro del arco. Ni Wilmar Roldan ni sus asistentes vieron gol.

El segundo tiempo se convirtió en un martirio para el Xeneize. Mientras algunos jugadores ya sintieron el cansancio, fue el momento de los ecuatorianos para tomar el total protagonismo.

De tanto ir y aprovechando que Boca cedió la pelota, llegó el gol. Centro de Núñez, se resbaló Jara increíblemente y Cabezas remato lejos de Orión y puso el merecido empate. El partido se convirtió en un ida y vuelta, pero el conjunto de Guillermo siguió sin hacer pie, y desaprovechó las que tuvo. A los 30´con el equipo caído físicamente, Independiente lo dio vuelta:

Gran gesto de José Angulo, se sacó de encima a los centrales con un sutil toque, quedó mano a mano y sentenció el resultado a favor de los ecuatorianos.

Intentó como pudo BocaTevez, desenchufado todo el partido, tuvo sus mejores momentos en el final del partido, pero ya fue demasiado tarde. El golpe ya estaba hecho, el aire ya no se conseguia y la ideas se esfumaron. A Boca le costó, no aprovechó las contras, y el rival jugó con la altura a su favor, nunca se cansó y se llevó la victoria merecidamente.