Tags:

Cuenten conmigo

Fernando Tobio arregló con los directivos del Palmeiras, club dueño de su pase, y podrá estar en toda la etapa de definiciones de Boca en la Copa Libertadores. Es difícil que siga después.

Guillermo Barros Schelotto tiene un motivo para festejar en esta recta final de la parte más fuerte de la pretemporada. Es que Fernando Tobio, defensor que pertenece al Palmeiras y tiene la finalización del contrato en Argentina el 30 de junio.

Viajó a Brasil, dialogó con los directivos dueños de su pase, y logró una extensión de la cesión hasta el último partido de Boca en la Copa Libertadores.

El vínculo decía que en caso de que el Xeneize continuara en el certamen, el préstamo se renovaba automáticamente hasta el 10 de julio, lo que sólo le permitiría jugar la ida contra Independiente del Valle en Ecuador (el 7 de julio). Ante eso, dialogó con la directiva del Verdao y consiguió que la extensión sea hasta el cierre de la competencia.

Volvió al país, y el lunes estará entrenándose con sus compañeros en los predios pertenecientes al club. Mientras tanto, el defensor sigue de cerca la oferta que prepara el Flamengo y espera la decisión del Xeneize, quien podría hacer uso de la opción de 2 millónes y medio de dólares para quedarse con el pase definitivo.

Si esto no sucede, ya se piensa en una alternativa: Santiago Vergini. El ex Newell’s, quien tiene 27 años y mide 1,91, puede brindar la salida clara desde el fondo pretendida por los Barros Schelotto.

Desde las oficinas de la Bombonera cuentan que antes del miércoles puede haber una reunión clave para cerrar la incorporación de quien jugó la última temporada en Getafe.